¿Por qué de chocolate y no de vainilla? ¿Por qué una hamburguesa y no un sándwich? La respuesta a esto se trata de necesidades y gustos que dependen del comportamiento humano.

Abraham Maslow en 1943, escribió “Una teoría sobre la evolución humana” propuso la teoría del comportamiento del consumidor donde a través de 5 niveles estudia las necesidades humanas, desde las más básicas y urgentes hasta las más banales, esta teoría se conoce como la Pirámide de Maslow.

Esta pirámide es perfectamente aplicable al marketing, ya que las empresas en el momento de su comercialización saben en qué lugar de la pirámide se sitúan, conociendo el comportamiento del consumidor.

Esta se compone de cinco escalas o niveles:

Necesidad fisiológica.

Son la base de la pirámide, en esta fase se posiciona todo lo esencial para la vida, lo que nos permite la supervivencia y el goce de buena salud sin dejar de lado el placer, satisfaciendo necesidades como el hambre, sed, sueño, cansancio, sexo, etc.

Necesidad de seguridad.

En la segunda escala de la pirámide, necesitamos estar dentro de nuestra zona de confort de manera segura y esto es se obtiene teniendo un techo donde vivir, buena salud y  empleo estable.

Necesidad de pertenencia o afiliación.

El amor y el afecto es una necesidad que todos los seres humanos debemos cubrir, queremos ser aceptados en grupos sociales y recibir afecto para sentirnos internamente bien.

Necesidad de reconocimiento.

Tener un rol importante dentro de nuestro trabajo o grupo familiar, ser reconocidos por la sociedad es un factor determinante para el ser humano.

Necesidad de autorrealización.

Es la escala más difícil de describir, en esta etapa cada ser humano actúa distinto buscando la razón de su existencia, su esencia, definiendo para que están en el mundo y que es lo que los hace sentir verdaderamente completos.

 

Con un estudio minucioso y de un equipo especializado se puede diseñar una estrategia de marketing en base a cada escala de la pirámide, según sea el producto o servicio de comercialización de la empresa.

Las necesidades se convierten en deseos y allí es donde el marketing debe toma ventaja y sacar partido de que es lo que le puede ofrecer a sus consumidores, para que sus productos pasen a convertirse en eventuales deseos del público objetivo.

 

Redes

SÍGUENOS:
Share via
web stats