En nuestro artículo anterior estuvimos hablando acerca del B2C Business To Consumer, un tipo de comercio directo entre la empresa y el consumidor, en el que también hicimos referencia al B2B Business To Business, una técnica que se adapta perfectamente para las empresas que lo necesiten.

Negocios con negocios, es la traducción al español del B2B, tratándose de un tipo de comercialización entre la empresa y sus distribuidores, centrándose en la venta de bienes y servicios sin tener protagonismo el cliente final, donde la empresa mayorista crea, entrega y comunica su línea de comercialización a una empresa intermediaria que funge como distribuidor a los consumidores finales.

Características del B2B en comparación del B2C.

Menor publico mayor personalización.

Al B2B ir dirigido exclusivamente a empresas, la capacidad de captación y el alcance en el público es mucho menor que el B2C, sin embargo esto no es del todo malo, ya que siendo así las empresas mayoristas pueden crear estrategias de comunicación y personalización para un grupo más reducido representado por los distribuidores.

Demanda por dependencia.

A diferencia del B2C en donde  la atención a la demanda del consumidor es directa atendiendo sus necesidades, en el B2B la empresa matriz depende de las necesidades de los distribuidores, que aunque comercialicen el mismo producto no necesariamente debe ir dirigido de la misma manera; es decir si la mayorista vende papel sus intermediarios pueden dedicarse a vender este mismo papel pero con mercados diferentes: para libros, periódicos, revistas, cuadernos; por lo que su demanda sería totalmente distinta y de esta comercialización depende la demanda de la matriz.

Procesos prolongados.

Con la aplicación del B2C el análisis de estrategias y resultados suele ser mucho más rápido, al tratar directamente con el consumidor final se pueden analizar los pasos que se llevaran a cabo y los resultados de estos con mayor precisión. Cosa diferente sucede con el B2B que al presentar una cadena de comercialización, el análisis y las estrategias suelen mostrar resultados a mediano largo plazo, pudiendo incluso denotar resultados de cada intermediario según sea tu tipo de comercialización.

Incremento de ventas en bloque.

No es lo mismo vender 3 libros a un consumidor final como es el caso del B2C, que vender 300 libros a una empresa intermediaria como lo que sucede con el B2B, por lo que la empresa distribuidora en este último caso sale más beneficiada con un incremento en su ventas en bloques.

Ahorro de recursos.

Sin duda esto es una característica propia del B2B, al tratar solo con empresas de distribución la empresa matriz puede ahorrar recursos en cuanto a canales de comercialización, publicidad, estrategias web y mucho más, siendo una tarea mejor manejada por los intermediarios.

El empleo del B2B como estrategia de éxito no depende exclusivamente de los canales de ventas directos, la era online puede ser un excelente medio para ejercer este modelo de negocios.

Es importante recordar que el B2C es netamente independiente por lo que puede ejercerse por sí solo, sin embargo el B2B depende del B2C aun sin tener que tomar en cuenta al consumidor final, pues se trata siempre de la presencia de una empresa mayorista quien juega un papel completamente importante dentro de ambos modelos de negocios en el mundo del marketing 2.0.

No olvides que ninguno es mejor que otro, la existencia de ambos responde a las necesidades de las empresas hay quienes necesariamente deben adaptarse a un modelo Business To Business mientras que otras fácilmente y sin obstáculos pueden responder al Business To Consumer.

Redes

SÍGUENOS:
Share via
web stats