Así como su nombre nos lo indica Big Data, se refiere a un tipo de inteligencia de negocios compuesta por gran volúmenes de datos estructurados o nos estructurados obtenidos por las empresas, los cuales pueden procesarse de manera más sencilla a través de sistemas de gestión o aplicaciones de procesamiento de datos.

La obtención de estos datos puede provenir por medio de medios tradicionales o incluso en esta era de medios digitales, lo que permite estar en constante análisis para la toma de decisiones importantes dentro de la marca.

La popularización del termino Big Data surge en la década de los 90 por el informático John Mashley cuando publico un artículo aclarando que la gran cantidad de datos que estaban por llegar harían temblar el mundo especialmente el de la informática y las infraestructuras.

Sin embargo es el director ejecutivo de Google Eric Schmidt quien dijo que se genera más información en dos días que en toda la historia antes del 2003, indicando que todo esto sin duda transformaría el mundo del marketing.

Y allí es cuando este término se suele asociar al mercadeo y comienza a dar grandes frutos, sobre todo con el uso de las fuentes digitales, porque cada vez que un consumidor navega inevitablemente arroga datos, tales como.

  • ¿Quién es?

  • ¿De dónde es?

  • ¿Cuáles son los aspectos que le interesan?

  • Hábitos de compra (lugar y fecha)

Una vez obtenidos estos datos es cuando la inteligencia de negocios toma protagonismo y empieza a analizarlos, para después mostrarle a cada usuario lo que le interese. Por ejemplo, Facebook e Instagram son dos redes sociales pioneras en este tipo de análisis de datos, estudiando el comportamiento del usuario para luego mostrarles la publicidad que ellos consideran más le interesa a través de imágenes, banners o videos.

Misma acción que pueden tomar grandes empresas al analizar los resultados del comportamiento de uso de los consumidores y crear campañas de marketing que acierten con los intereses y preferencias de su público.

 

Usos del Big Data dentro del Marketing.

Estrategias personalizadas.

Según la ubicación geográfica de tus consumidores, sus datos, preferencias y todos los datos que estos te han arrojado y tú has analizado, tendrás la posibilidad de crear campañas de marketing personalizadas, que tendrán mucho más éxito que las generalizadas.

Segmentar clientes.

Regularmente la segmentación del target es bastante generalizada, y se va tratando de ensayo y error; con esta estrategia es mucho más fácil segmentarlos para ofrecerles un servicio y atención más especializada.

Toma de decisiones.

En las marcas se suele tomar decisiones en base a los resultados obtenidos pero sin tener absoluta certeza de si es correcta o no para la empresa, a diferencia con el uso del big data y un análisis más profundo de todos los datos, las decisiones llegan a ser unos 98% más idóneas.

Evitar fracaso.

Riesgos, pérdida de clientes, fuga de capital. Son aspectos numéricos que serán más fáciles y rápido de detectar con esta herramienta y sin duda si eres capaz de hallar esto a tiempo podrás tomar acciones rápidas que evitaran el fracaso de tu marca.

Oportunidades de negocios.

Una vez que estas analizando los datos constantemente, el equipo es capaz de detectar oportunidades de negocios que antes eran imperceptibles y quizá inimaginables para ti, pero hay ideas que bien pensadas y ejecutadas no resultan ser tan disparatadas y aun cuando no estaban en los planes puedes llevarse a cabo sin problemas.

Posicionamiento.

Por supuesto analizar el mercado y la competencia es algo que nunca se deja de ejecutar dentro de las empresas, pero con el Big Data la labor suele ser más sencilla y precisa por lo que puedes estar en conocimiento de tu posición dentro del mercado.

Consejos a la hora de aplicar el Big Data.

Procesa los datos.

No solo se trata de obtener datos y dejarlo hasta allí, incluso antes de esta acción debes tener claro para que quieres usarlo y estar al tanto que se trata de un volumen alto de datos que debes analizar y procesar para poder tener éxito.

Aplicaciones/ Herramientas.

En el mercado existen miles de herramientas o aplicaciones que te ayuden con el análisis de datos, pero no por ello debes hacer uso de todas; por el contrario establece cuales se adaptan a tus necesidades para verdaderamente representar una ayuda en tu tarea.

Organización.

Tratándose de una cantidad tan grande de datos deberás ser organizado, planificado y preciso con el tiempo, establecer metas será importante para analizar datos progresivamente según la importancia de estos objetivos.

Protección.

Así como esta técnica crece y alcanza popularidad lo mismo sucede con el riesgo que corren los usuarios a la hora de proporcionar su datos, es por esto que debes ser leal y profesional a la hora de obtenerlos y jamás poner en riesgo la seguridad del usuario, porque dese el momento en que violas su privacidad también pones en jaque la credibilidad de tu marca.

 

 

Normalmente se suele pensar que esta es una actividad de ejecución exclusiva de físicos, matemáticos o informáticos, sin embargo ya para la actualidad los expertos en marketing son excelentes figuras para llevar a cabo el Big Data sin problema, siempre y cuando cuenten con los conocimientos para hacerlo.

Obtener los datos puede ser más sencillo de lo que imaginas por lo que pon manos a la obra y comienza a incluir el Big Data dentro de tus estrategias de negocios.

Redes

SÍGUENOS:
Share via
web stats