Dice el refrán popular que varias cabezas piensan más que una, y en el mundo del marketing puede que no haya frase más cierta que esa.

¿Conoces la vieja técnica de lluvia de ideas?  Este ejercicio dentro del marketing también se le conoce como Brainstorming y consiste en la generación de ideas acerca de un determinado tema, en un grupo conformado por un mínimo de 4 personas.

Su origen se remonta a 1941 cuando Alex Osborne se da cuenta que las ideas surgían de manera más fácil y creativas cuando las personas se reunían a hablar en torno a un tema, dando mejores resultados que cuando se asignaba dicha tarea a una sola persona.

Ventajas del Brainstorming.

  • Permite la generación de una mayor cantidad de ideas.

  • Da rienda suelta a la creatividad de cada uno de los miembros del equipo.

  • Logra identificar oportunidades para mejorar.

  • Admite la resolución de problemas.

  • Encuentra soluciones alternativas a las esperadas.

  • Permite el encuentro de nuevas visiones ante una misma circunstancia.

Reglas del Brainstorming.

Libertad de pensamientos.

Si eres miembro de esta lluvia de ideas no le niegues la posibilidad a tu mente de generar cuanta idea se le ocurra, no importa lo loca que te parezca no sabes si con un par de modificaciones resulta la idea que los lleve al éxito, libérate de la pena y exponla con confianza quien quita que le pongas el toque de diversión a la actividad.

Elimina los prejuicios.

Hasta esta fase cualquier idea es válida, no debe existir juicio ni criticas cuando una persona decida proponer su idea; todas las que fluyan en este momento serán anotadas en igualdad de condiciones, para en otra fase ser evaluadas cuales pueden ser las más influyentes.

Mientras más ideas mejor.

Toda actividad comienza con ideas básica, preconcebidas y poco creativas, es por ello que la cantidad si es importante y mientras más ideas se tengan en lista mejor, porque las primeras serán siempre esas obvias que a todos se les ocurre pero con el pasar del tiempo la creatividad dará rienda sin inhibiciones y las ideas serán mucho mejor.

Combina las ideas.

Quizá no se te ocurra una desde cero, pero a partir de las ya existentes pueden surgir nuevos aspectos o combinar algunas para generar una mayor y de más probabilidades de éxito.

¿Cómo hacer un Branstorming

Selecciona un moderador.

Con experiencia en dirigir y capacidad de liderar se debe escoger una persona que tome el mando de la actividad, promoviendo a todos los participantes a generar ideas, pero además estar preparado cuando se necesite calmar las energías o aliviar el caos.

Escoge un secretario.

Es el rol más importante dentro de esta actividad, esta persona previamente seleccionada será el encargado de ir anotando todas las ideas que vayan surgiendo durante la sesión; se recomienda que estas anotaciones se hagan en una pizarra que permita que todos los miembros del grupo las vayan visualizando.

Aun cuando se torna difícil el secretario puede participar como aporte de ideas.

Participantes.

Estos pueden ser trabajadores de la empresa o invitados especiales a la lluvia de ideas lo importante es que todos tengan la disposición de colaborar.

Establece un tiempo limite.

Generando ideas fácilmente se te puede ir todo un día, pero ¿Quién quiere que esto suceda? Mientras más tiempo el cansancio y aburrimiento va tocando la puerta de las mentes de los participantes, razón por la que es importante que se establezca un tiempo tope.

Ambiente ameno.

Es de gran importancia que todos se sientan a gusto, no existan inconvenientes entre los participantes y el ambiente de trabajo sea realmente agradable para que las ideas fluyan con naturalidad.

Redactar una minuta.

Luego de tener todas las ideas listadas en una pizarra y antes de finalizar la sesión es necesario que el secretario pase todas estas ideas sin orden específico a un borrador limpio y organizado. Algunos recomiendan hacer copia a todos los participantes.

Evaluar y accionar.

Se recomienda que transcurrido el tiempo establecido todos los integrantes vuelvan a sus actividades y que para el día siguiente se paute una reunión donde ahora si se definirán cuales ideas son las más cercanas a los objetivos del proyecto para posteriormente comenzar con las acciones necesarias.

 

Las temáticas y las áreas de trabajo para las cuales se ha utilizado el Brainstorming dentro de las empresas son infinitas, no es una actividad exclusiva del marketing; por el contrario departamentos de contabilidad, recursos humanos incluso mantenimiento pueden hacer uso de esta sin problemas.

Lo importante es que exista un mínimo de cuatro integrantes para que se considere una lluvia de ideas, que estos se liberen de las inhibiciones y que fluya la creatividad.

 

 

 

 

Share via
web stats