Poco tiempo para impactar y llamar la atención, de eso trata el Pitch.

Un pitch se define como un conjunto de ideas en forma de presentaciones donde en un pequeño lapso de tiempo se le presenta a un posible inversor de manera creativa, impactante y original las razones por las cuales este debería invertir en tu marca.

En el mundo del marketing a esta técnica también se le conoce como Elevator Pitch, se dice que este anglicismo se debe a que las personas se encontraban a los grandes empresarios en ascensores y como era el único momento libre de estos gerentes se aprovechaba para exponerles en ese corto tiempo –menos de 2 minutos-  todas las ideas de negocios que se tuvieran.

En la actualidad ya no es estrictamente necesario exponer un pitch dentro de un elevador, sin embargo se sigue manteniendo la característica fundamental del corto tiempo para exponer las ideas, en donde si verdaderamente lograste llamar la atención de tu escucha podrás pautar una entrevista en la que si se podrá profundizar en el tema además de tener un tiempo  un poco más largo.

Como cualquier proyecto de alta envergadura el pitch debe tomarse con la mayor seriedad, en él se expondrán las razones sustanciales por la que los demás decidirán si vale la pena hacer negocios contigo o con tu empresa.

Y aunque el tiempo es corto a la hora de hacer este tipo de presentaciones, este debe tener una estructura de Introducción, desarrollo y conclusión.

Pasos para hacer un Pitch.

Conoce a tu audiencia.

Ante todo investiga los gustos, preferencias, hábitos, tipo de proyectos en los que invierten, etc. De a quienes le darás tu ponencia, es necesario que estés al tanto de estos aspectos para que te sientas más confiado, además de tener una idea previa más clara si tu proyecto puede despertar su interés.

Nombre impactante.

Todo lo que tiene nombre suena más atractivo e interesante, por ello es necesario que emplees toda tu creatividad en un título de impacto para tu proyecto y en el que aun sin comenzar a explicarlo ya llame la atención de quien lo escucha.

Introducción emotiva.

Como si de un cuento de la vida real lleno de emociones se tratara es que debe comenzar la antesala de tu discurso, las emociones conectan y motivan a la gran mayoría de los seres humanos.

Desarrollo.

De qué trata, a quien va dirigido, posición en el mercado, cifras, análisis, y muchas otras cosas debes mencionarlas de forma concisa y resumida en la explicación de tu proyecto; no te extiendas pero regala toda la información de relevancia en este punto.

Conclusión.

Las maneras de concluir pueden ser muchas pero algo que dejara a tu escucha enganchado es por qué este debe invertir en tu idea.

Consejos a la hora de presentar tu Pitch.

Relájate.

Tómalo con calma, entendemos que el proyecto sea de bastante importancia para ti pero lo peor que puede pasar es que no llames la atención y realmente esto no es el fin del mundo, porque si esto pasara las oportunidades de repetir y mejorar seguirán estando allí.

Práctica.

La práctica hace al maestro, en tu casa u oficina frente al espejo o a tu equipo de trabajo practica tu discurso las veces que sea necesario hasta el punto que te notes confiado y hablando con la fluidez tal que convenzas a quien te escucha.

No mientas.

No des números exagerados ni intentes alardear con cosas que no son reales a fin de cuentas entre cielo y tierra no hay nada oculto y quedaras muy pero muy mal si tus posibles inversores se dan cuenta que mentiste desde el principio.

Tiempo.

Ya te hemos repetido que el tiempo debe ser corto, pero en realidad todo pitch debe tener dos presentaciones, una corta de máximo dos minutos que puedas presentar incluso en el elevador sin ayuda de ningún elemento gráfico y una segunda versión más larga que no debe superar los 20 minutos en la que ya tus posibles socios decidieron cederte el tiempo para escucharte y es en esta en la que podrás hacer uso de diapositivas para acompañar tu ponencia; esta es la última oportunidad para captar el interés y lograr el “Si” o al menos “Déjame pensarlo” que tanto necesitas.

Share via
web stats