Todos en algún momento de nuestras vidas hemos realizado una compra electrónica o al menos lo hemos considerado y es que cada día toma más protagonismo este tipo de negocios, que realmente se denomina E-commerce.

El e-commerce técnicamente es la abreviatura de la palabra comercio electrónico y se refiere a toda compra-venta de productos o servicios que se hacen de manera on-line. Su auge se debe al crecimiento que han tenido las plataformas digitales en nuestro entorno de vida y la facilidad que representa para los usuarios hacer compras desde cualquier lugar y a la hora que sea.

Es importante aclarar que un e-commerce debe ser aquel lugar donde solo se comercialización los productos o servicios de una marca, es decir no son e-commerce aquellas páginas a la que un sin número de proveedores se inscribe para vender sus productos pero estos no tienen nada que ver con la estructura, dominio, etc. de la página, sino que únicamente pagan cierta comisión por el “alquiler” del espacio.

Tener un e-commerce por supuesto no es una tarea imposible pero si se necesita de mucho compromiso para llevarla a cabo, recuerda que el dinero de tus clientes, tu credibilidad y tu reputación está en tus manos, por lo que es necesario ejercer acciones que consoliden tu marca con buenos valores.

Ventajas del E-commerce.

Alcance total.

Si cuentas con aliados para realizar tus envíos a nivel mundial, no importa en qué parte del mundo estén tus compradores, el idioma que manejen o la diferencia horaria que los separe, estos podrán adquirir tus productos sin ningún problema y de manera bastante fácil estarías alcanzando el tan deseado reconocimiento mundial.

Segmentación.

Como ya hemos mencionado el marketing digital cuenta con poderosas herramientas y profesionales que te permiten analizar los datos en base a los gustos y preferencias de tus clientes; una vez que posees estas referencias puedes realizar campañas publicitarias dirigidas o evaluar cuales productos son los que puedes resaltar para promover su comercialización.

Baja inversión de capital.

Aunque evidentemente necesitaras de algunas figuras especializadas en el tema como contadores, diseñadores y/o programadores el gasto invertido es mucho menor que en un retail, te olvidaras de gastos como nómina de personal, alquiler, servicios básicos, etc. Aun cuando hay e-commerce que debido a su gran alcance han comenzado a formar oficinas o depósitos.

Independencia.

Adiós a las decisiones compartidas, al cumplimiento de horarios y muchas otras cosas más, con la formación de tu e-commerce podrás ser tu propio jefe y tomar las decisiones en base a lo que tu creas mejor, eso sí, si necesitas ayuda no te niegues de igual manera si lo deseas pueden contar con un equipo de trabajo que te colabore.

No es un secreto que hay quienes aun desconfían de algunos aspectos de los e-commerce, por ejemplo y el más notorio es la forma en las que realizan los pagos, todavía hay personas que dudan a la hora de proporcionar sus datos de la tarjeta de crédito, sin embargo esto es algo que poco a poco ha ido cambiando gracias al afán de los comercios electrónicos en demostrar que pueden ser lugares transparentes y respetuosos a pesar de los desertores que siempre se encuentran en cualquier ámbito.

Incluso las redes sociales ya han incluido programaciones que ayudan a los emprendedores a tomar el primer paso para la conformación de e-commerce, así que son una buena herramienta para comenzar. Sin embargo si tu idea es expandirte aún más, lo ideal es tener tu propio dominio ya que este les ofrecerá a los usuarios un diseño más personalizado, plataformas de pago, contenido de interés, confianza, etc.

Emprender es solo cuestión de decisión así que piensa en lo que quieres comercializar y toma el primer paso para adentrarte en el mundo del e-commerce.

 

Artículos que pueden interesarte:

Cross Selling. Aumenta tus ventas y fideliza con tus clientes.

Lead Scoring una herramienta para identificar el interes que despiertan tus leads

Share via
web stats