Outbound Marketing nace como termino en el 2005, sin embargo como técnica es de las más primitivas dentro del mundo del marketing, ya que, se refiere a todas las acciones que llevan a cabo las marcas para captar consumidores de manera directa y unidireccional.

A diferencia su compañero el Inbound Marketing, igualmente nace como termino en el 2005 y se refiere a todas las técnicas no intrusivas que mediante métodos originales y vivenciales logran que sea el usuario quien se sienta atraído por la marca.

La intención de ambos es la misma –atraer consumidores- la forma es muy diferente, podríamos decir en palabras claves que Outbound se refiere a interrumpir la atención del espectador  y el Inbound a atraer la atención del espectador.

Diferencias entre el Outbound e Inbound Marketing.

INTENCIÓN.

Outbound. Con esta estrategia la única preocupación de la marca es publicitar para vender y se olvida de cualquier objetivo más allá de estos.

Inbound. Lo primero es fidelizar con el cliente, hacerlo parte importante de la marca, hacerlo sentir como una estrella; luego el hecho de las ventas y la comercialización vendrán por si solos.

MEDIOS.

Outbound. Radio, prensa, revistas, banners y vayas son los medios más utilizados para la captación de usuarios, bastante asociado a tipo de publicidad ATL.

Inbound. Las plataformas digitales son las preferidas de esta técnica donde se le puede brindar al usuario contenido de interés que implícitamente conlleven a adquirir el producto o servicio.

TIPO DE COMUNICACIÓN.

Outbound. Unidireccional, así es la comunicación en esta técnica donde la marca se encarga únicamente de transmitir su mensaje sin pensar en la respuesta del consumidor.

Inbound. La interacción con el usuario es sumamente importante por lo que el tipo de comunicación va dirigida en dos direcciones: la marca proporciona el contenido y luego espera que el usuario haga sus comentarios e interactúe para generar una retroalimentación entre ambos.

RESULTADOS.

Outbound. Las métricas en este caso suelen ser más difíciles de medir por la variedad de medios que utiliza y la manera en que la consumen los espectadores.

Inbound. Se han desarrollado herramientas web que permiten medir con bastante cercanía las métricas del tráfico y consumo web, por lo que para el Inbound es mucho más fácil de medir sus resultados.

PRESUPUESTO.

Outbound. Tal como comentamos su semejanza con el ATL la inversión de capital que se necesita es bastante considerable para poder producir el tipo de piezas de preferencia en este tipo de marketing.

Inbound. Al preferir estrategias en su mayoría digitales el presupuesto requerido suele ser bastante módico.

METODOLOGÍA.

Outbound. La marca y el producto, eso es lo realmente importante en esta técnica por lo que la metodología se centrara en promocionar estos aspectos como singulares protagonistas.

Inbound. El usuario es lo verdaderamente importante aquí, la idea es hacerlo sentir como la figura más importante con atención personalizada, para luego contarle que existe una marca y un producto con el que pueden fidelizar.

ALCANCE.

Outbound. Al ser un tipo de publicidad tan generalizada el target que abarca es muy amplio, el aspecto negativo es que no tiene afinidad con el mismo y no se sabe la cercanía que el mensaje pudo captar con el espectador.

Inbound. Más personalizada pero de menor alcance, pero como bien dice a veces importa más la calidad que la cantidad y en esto se apoya esta técnica.

El Inbound y Outbound Marketing como te habrás dado cuenta son dos técnicas que distan muchísimo una de otra en cuanto sus objetivos, las empresas hoy día han apostado más al Inbound, las razones del porque son obvias, sin embargo hay dos que destacan, el presupuesto y la fidelización con el usuarios.

Pero también está demostrado que a pesar de ser dos técnicas tan antagónicas si se quiere pueden funcionar al mismo tiempo en una estrategia publicitaria y de esta manera las marcas estarían aprovechándose en un 100% de sus beneficios.

Share via
web stats