El marketing digital tiene la cualidad de apelar a diversas técnicas que le permitan hacer efectiva la conversión de un cliente hasta la acción de compra, especialmente en el mundo del ecommerce.

Una de estas técnicas es conocida como retargeting o remarketing como también se le denomina, se trata de impactar a los usuarios que anteriormente hayan hecho algún contacto con la marca por medio de elementos publicitarios.

Veámoslo en un ejemplo, los usuarios suelen ingresar a plataformas web interesados en la adquisición de un producto o servicio, pero no siempre se concreta la compra y este puede abandonar a mitad del proceso.

Tras eso, los usuarios comienzan a ver que ese producto/ servicio les comienza a aparecer en avisos publicitarios en otras páginas diferente a la visitada, esto les parece curioso y sienten una especie de inteligencia web que regularmente no comprenden, de eso precisamente se trata el retargeting.

Pero ahora, ¿Cómo es posible esto?

Todo este trabajo es gracias a los cookies, los cookies son información otorgada por los sitios web que visitamos, estos datos se almacenan en tu navegador y en base a ello posteriormente se pueden ver las preferencias en cuanto a tus visitas en la web.

Para que el retargeting funcione con éxito es necesario entender ciertas características de los cookies:

  • Deben estar activos para que puedan ser almacenados.

  • En cuanto a email se albergan si se usan cuentas como Gmail y Hotmail.

  • Se guardan por separado según el buscador que se esté usando.

  • Una vez que son borrados los cookies, se pierde toda la información de preferencias del usuario.

Canales de Remarketing.

A pesar de ser las visitas web una de las mayores fuentes de información para esta técnica de marketing digital no es la única por la que puede aplicarse. A continuación te mostraremos cuales son los canales por los que puedes obtener información del usuario.

Páginas web: como ya lo mencionamos es una de las fuentes primarias de información y almacenamiento de cookies, con lo que se puede brindar publicidad personalizada en base a los intereses del usuario.

Email: la información que se intercambia en los correos, especialmente cuando se trata de email marketing es vital para arrojar información a las marcas de los productos/ servicios de interés para los propietarios de las cuentas.

Redes sociales: según la plataforma que se use es posible obtener información de los usuarios  y luego por medio de avisos brindarles publicidad segmentada.

Pasos para ejecutar el Retargeting.

Establece objetivos.

Como en toda campaña de marketing definir las metas que quieres perseguir es el primer paso, aunque suene obvio cuáles son tus objetivos realmente no es tan evidentemente. Estos se basan en las necesidades individuales de cada marca, las cuales sin duda pueden variar entre una y empresa y otra.

Por ejemplo hay quienes busquen aumentar la cantidad de fidelizaciones con el usuario, proyectar expansión de la marca, ampliar la conversión de usuarios a potenciales clientes o incrementar las ventas.

Y todos estos objetivos son posibles aplicando el retargenting.

Segmenta.

Según lo descrito el retargeting se trata de brindar publicidad en base a la personalización de los gustos y preferencias del usuario, es notorio que no todos los internautas tendrán las mismas particularidades por lo que debes segmentarlos en grupos con los que sus gustos se relacionen y así poder brindarles un contenido más preciso, de eso se trata esta técnica.

Actúa.

Una vez tengas tu base de datos creada en base a la información otorgada por los cookies, los carritos de compra abandonados o las búsquedas de tus consumidores es hora de actuar y diseñar piezas digitales que les recuerden la “necesidad” de adquirir esos productos que le interesan.

Recuerda que la creatividad es un ingrediente protagonista en el marketing por lo que preferiblemente cada pieza debe ser diferente en cuanto a colores, tipografía, elementos gráficos, etc. Para que no se vuelva repetitivo y cada una impacte de manera diferente al consumidor.

No te excedas.

Si bien tu intensión es recordarle en otros sitios web la presencia de eso que anteriormente le intereso al consumidor, tampoco la idea es hacerlo sentir abrumado con exceso de publicidad.

Todo debe ir en su justa medida para que esto no pase de retargeting a spam.

Comienza a analizar.

Al final del proceso todas las actividades de marketing necesitan ser analizadas, esto con el fin de indicarle a la marca si las estrategias van bien encaminadas o no, y con esta información tomar decisiones importantes que sigan en pro de las acciones ejecutadas.

La personalización es uno de los elementos fundamentales del marketing de los últimos años, una mayor segmentación del target y un branding más específico son tan parte de los beneficios que se pueden conseguir con técnicas como el remarketing, donde como en muchas otras metodologías las ventas vienen intrínsecamente envueltas en procesos creativos que buscan un mejor posicionamiento de la marca.

Share via
web stats