Son tantos los consejos que nos aportan los expertos cuando de decoración de retailers se trata que sin duda no podrías aplicar todos para tu punto de venta o terminarías con un disparatado rompecabezas, entre los montones de tips tu como gerente debes escoger los que más se adapten a tu metodología y la línea de tu tienda.

Aquí  te brindaremos los más genéricos que en la mayoría de los casos siempre funcionan bastante bien para los retailers sin importar lo que comercialicen.

Introducción.

El hall o el umbral es ese espacio que se encuentra inmediatamente posterior a la puerta; los estudios en el comportamiento de los usuarios revelan que es fundamental generar una buena impresión porque de ello dependerá que estos avancen gustosamente o ya estén predispuestos en el primer momento.

Generalmente los retailer disponen de una mesa, vitrina, etc. En donde ubican los productos estrellas, los más atractivos y los que se encuentren económicamente en una gama baja-media, por supuesto no se quiere que los primeros productos que vean los visitantes sean súper costosos aunque su calidad valga la pena.

Debe ser un espacio atractivo en cuanto a los colores, iluminación y disposición de los productos.

Condúcelos.

Generalmente en la mayoría de las culturas sobre todo en las latinas estamos acostumbrados a caminar por nuestra derecha y no es la excepción cuando se visita una tienda, instintivamente la mayoría de los visitantes comienzan su recorrido por lo que encuentran a mano derecha, razón que debe ser aprovechada por los gerentes de las tiendas.

Si ya sabes este punto entonces tu objetivo es guiarlos por un recorrido que incluya todo el espacio físico de tu tienda, disponiendo en primera estancia los artículos más atractivos y en medio del recorrido alternados los que sabes que no son el punto fuerte de tu tienda, la idea es que paseen hasta el final de tu tienda y luego retornen al principio por el lado izquierdo.

Podrás apoyarte en elementos gráficos, creativos y originales que indiquen el recorrido, los precios, tips, tendencias, etc.

Combinación/ armonía.

Si bien es cierto que no puedes interferir con los colores de cada producto si lo puedes hacer con la combinación entre ellos y la armonía con respecto a tu retailer.

Es decir, lo colores usados tanto en tus paredes, pisos y estantería es de mucha importancia, debe armonizar y neutralizar, en lo posible la recomendación es que la mayoría del color usado sea blanco en base a esto podrás agregar detalles de otros tonos que preferiblemente jueguen con tu identidad de marca y el mensaje que quieres transmitir.

En cuanto a los propios colores de los productos como ya mencionamos no puedes cambiarlos pero si conjugarlos de manera armoniosa, ordenándolos por gamas cromáticas sin olvidar la importancia de los productos estrellas (lo más importante debe estar a la altura de los ojos de los consumidores)

Stop.

En su recorrido por la tienda cuenta como una excelente estrategia de marketing detenerlos con puntos de interés, esto generalmente se representa en contenedores o mesas que se encuentran en el medio del paso y los cuales contienen productos que regularmente no despertarían mayor interés en los consumidores pero que dispuestos de esta manera y muchas veces con promociones incluidas logran ser vendidos con más frecuencia.

Comodidad.

Especialmente si tu retailer goza con un buen espacio físico es necesario darle puntos de descanso a tus visitantes, imagínate querer recorrerlo por al menos unas tres horas pero no poder contar con ni siquiera un banco durante tu visita, resultaría realmente duro y muchos abandonarían en el plan.

Este aspecto es muy útil para tiendas familiares en las que mayormente los padres, niños o abuelos se agotan con más facilidad y no encuentran donde descansar, optando incluso a veces por hacerlo en el piso cosa que sin duda no da la mejor presencia a tu tienda.

Recreación.

Igualmente para puntos de venta extensos en su mayoría por departamentos, los gerentes han optado por destinar espacios de recreación para los más pequeños de la casa; con esto logran el alivio de la familia entera: papas recorriendo la tienda y los niños divirtiéndose mientras.

Decorar tu retailer es algo así como un bucle, empiezas pero jamás terminas, porque la regla de oro es siempre hacer cambios aunque sea pequeños para darle más energía y vitalidad a tu tienda, la idea no es que los usuarios se aprendan tu tienda de memoria, porque aunque esto puedes verlo como positivo realmente la idea es que los visitantes siempre descubran cosas nuevas en cada visita para que compren lo que quizá no tenían pensado.

Share via
web stats