El BTL es una de las técnicas de marketing que ofrece más libertad en cuanto a la creatividad se trata, casi todo está permitido con la idea de generar en el espectador una experiencia memorable sin importar bajo cual concepto se haga realidad este objetivo.

Cuando hablamos de películas las firmas invierten muchos recursos creativos y económicos para convencer al público de lo atractiva que puede llegar a ser el filme, aun cuando hay cintas con suficiente reconocimiento creyéndose que no se necesitan publicitar demasiado, no es realmente lo que piensan los productores; la buena publicidad nunca esta demás y esta tarea es casi tan importante como el propio rodaje, a final de cuentas no quieren que un trabajo de miles de millones de dólares se desperdicie en taquilla por no querer invertir en una buena y original campaña publicitaria.

Por la razón antes expuesta  a lo largo de los años hemos visto activaciones BTL exageradamente creativas cuando de publicitar una película se trata y aun con el avance del tiempo se siguen manteniendo como las favoritas del público en base al éxito obtenido.

A continuación te presentaremos las campañas publicitarias basadas en el Below The Line más famosas de los últimos años:

Deadpool.

Sabemos que de todas las películas de héroes de Marvel, Deadpool es el personaje más chocante, excéntrico y peculiar que hemos visto hasta los momentos y con esa misma particularidad quisieron reflejarlo en el lanzamiento de la campaña publicitaria para el estreno de la película.

La misma conto con imágenes que reflejaban al curioso personajes en poses seductoras impropias de un super héroe, hasta comerciales de padecimientos de cáncer de testículos representados en el antihéroe pero lo más curioso fueron las vallas publicitarias con tres emojis invitando a los usuarios a descifrar el mensaje: Una calavera, una caquita y una L, en su traducción significaba Dead+ Poo+ L= Deadpool ¿Bastante atípico no?

El Aro 3.

Si de activaciones terroríficas se trata no hay mejor ejemplo en el tiempo que el estreno del Aro 3.

Los productores de la firma cinematográfica Parmount Pictures en conjunto con un retail al por menor de electrodomésticos en New York, se encargaron se sembrar el pánico entre los clientes que visitaban la tienda.

Consistía en un muro falso de televisores pantalla plana que reproducían escenas de la película de Samara, mientras estos quedaban atónitos con la calidad de la imagen, una niña con las mismas características de la protagonista del filme salía de entre la pantalla con movimientos lentos y terroríficos; ante tal acción quedo registrado en cámaras como las personas gritaban y corrían atemorizados con la realidad de lo observado.

Sin duda una activación que quedo en la memoria de todos los que tuvieron la oportunidad de vivir esta terrible pero divertida experiencia pero también en los millones de usuarios que buscaron los registros en Youtube, alcanzando un target mucho mayor de lo que la marca pensó en un principio.

Los Juegos del Hambre.

Muchos podían pensar que a una trilogía basada en libros como esta no le hacía falta mayor trabajo publicitario, pero no fue lo mismo en lo que pensó la productora que aposto grandemente a estrategias publicitarias que captaran la atención de los ya fanáticos y de nuevas personas que quizá en su vida habían escuchado los exitosos libros.

Por lo que previo al estreno de la primera película crearon un mundo virtual bastante complejo donde las personas podían ingresar e ir interactuando con el mismo, de esta manera lograban desbloquear acertijos, fotografías y tráiler que los acercaban más a conocer un poco de lo que se venía en el filme.

Además de ello lanzaron al mercado una línea de ropa con diseño de prendas asociados a los personajes favoritos.

Minions.

En Argentina una de las plazas más famosas y concurridas de la ciudad se contagió por la fiebre amarilla de una manera muy fácil pero creativa.

Alrededor de la plaza se disponían elementos arquitectónicos circulares de concreto de unos 60 cm de alto, por lo que la empresa de marketing decidió darles apariencia Minions y pintar todas estas especificaciones como los personajes amantes de las bananas.

Una vez terminado el trabajo de conceptualización y pintura toda la plaza quedo invadida por estas pequeñas criaturas las cuales fueron una excelente forma de promocionar el estreno de la película en el país Suramericano.

El proyecto de la Bruja de Blair.

Ya datan 19 años desde que la promoción de esta película salió a la luz, pero a pesar del tiempo para quienes recuerdan estos días esta campaña ha sido una de las memorables en el mundo de la publicidad y la cinematografía.

Los autores decidieron incluir avisos de Se Busca a cineastas que habían desaparecido grabando el filme, por supuesto la audiencia al ver esto creía que la trama era tan cierta como terrorífica, apelando incluso a falsos testimonios policiales que aseveraban el hecho.

Por lo que cuando finalmente se estrenó la cinta las personas fueron a las salas de cines convencidos que se trataba de una historia real que había cobrado victimas recientemente.

Share via
web stats