Michael Porter es considerado en la actualidad uno de los mejores economistas de todos los tiempos, de nacionalidad Estado Unidense y actual profesor de Harwards creo hace 39 años un modelo de gestión empresarial conocida como las 5 fuerzas de Porter.

El objetivo principal de estas 5 fuerzas es superar a la competencia por medio de la maximización de recursos, sin importar cuál sea el área en el que se desarrolle la empresa; razón por la cual Porter explica que para poder sobrevivir en el área financiera, de marketing y en casi cualquier aspecto es sumamente necesario contar con un plan de trabajo perfectamente pensado, elaborado y ejecutado.

Plan que consiste principalmente en analizar profundamente a la competencia para determinar en que posición se encuentra tu marca con respecto a los demás y poder establecer las mejores necesarias para superarlos.

5 Fuerzas de Porter.

Porter luego de analizar distintos modelos de negocios y empresas dedicadas a diversas áreas del mercado, llego a la conclusión de que estos son los 5 aspectos que siempre hay que tener en consideración, basado en este modelo de negocios y a los cuales llamo fuerzas:

Rivalidad entre competidores.

Las maneras de establecer la rivalidad son muchas, existen aspectos como alcance, capacidad de producción, cantidad de productos comercializados, numero del equipo de trabajo, etc. Las cuales pueden determinar la competencia.

Sin embargo esta rivalidad es la que supone en sí misma una oportunidad de crecer o definitivamente de fracasar, hay quienes basados en esta competitividad apelan a nuevas técnicas o recursos utilizando la responsabilidad y la coherencia; por otra parte existen quienes en su apego de triunfar convierten esta rivalidad en una actividad mal sana que sin duda pasado un tiempo los lleva al fracaso.

Por supuesto esta no es la idea de Porter, por el contrario el solo plantea el primer caso: analizar la competencia para brindar al público y porque no a la propia marca, recursos que le permitan sobresalir.

La idea en este punto es analizar a tus competidores directos, aquellos encargados de comercializar los mismos productos o servicios de tu marca, tomando en cuenta claro está que no todas las empresas cuentan con los mismos recursos para establecer estrategias.

Reducir los costos, apelar a promociones, realizar activaciones de marca, invertir en publicidad, tener mayor presencia en redes sociales, abarcas nuevas formas de comercialicen son solo parte de los ejemplos de lo que se puede hacer con esta primera fuerza de Porter.

Poder de negociación con los clientes.

En la actualidad los clientes se encuentran bien informados de lo que sucede, de sus necesidades y de todo lo concerniente a los productos y servicios que desean, es por esto que ahora ellos en vista de la oferta y de la demanda deciden cual es el valor aproximado de los productos que quieren obtener, especialmente si te desenvuelves en un mercado con un público medianamente reducido debes ceder en cierta manera ante ellos, entra en juego tu capacidad de negociar y llegar a un término medio que establezca beneficios para ambas partes.

Si te niegas a esta posibilidad, entonces estas un paso más cerca al fracaso alejándote de escuchar lo que aclama tu público y conduciéndolos discretamente a fidelizar con tus competidores.

Mejorar la comunicación con el cliente, ofrecer un valor agregado, diferenciar en algo tu producto con el de tus competidores, ofrecer garantía a tus productos o servicios. Son excelentes estrategias que te permitirán negociar con los clientes.

Poder de negociación con los Proveedores.

Mientras más cantidad de proveedores se acrediten en tu lista mejor será tu poder de negociar, si a diferencia de esto solo cuentas con una cantidad de reducida de estas figuras serán ellos quienes se sientan con potestad de establecer sus normas.

Por lo que en la medida de lo posible trata de mantener varias opciones con los puedas discutir las condiciones de compra venta, a fin de cuentas mientras más les compres evidentemente mayores son sus ganancias.

Amenaza de productos sustitutos.

Cada vez aparecen en el mercado productos sustitutos que le quitan gran cantidad de valor a los productos que estamos acostumbrados a usar en la cotidianidad.

Ejemplo de ello ha sido el internet, por irnos a un caso específico los portales web de noticias han conducido a una disminución considerable en la venta de los periódicos, razón por la cual estos han tenido que disminuir o mantener sus costos estancados por largos periodos de tiempo, sencillamente ya las personas no lo consideran como algo útil.

Y este ejemplo puede adaptarse a muchas áreas de comercialización, lo que no quiere decir que los productos “originales” deban desaparecer del mercado, por el contrario suponen un reto para estas marcas en reinventarse y buscar diferentes estrategias que aunque antes no eran necesarias, pero que hoy por hoy hay que ejecutarlas para atraer al público.

Amenaza de nuevos competidores.

Siempre puede crecer la competencia y eso es una realidad a la que no podrá cerrar los ojos, aun cuando no pase a diario es decisión de los demás si emprenderán en tu misma área o no.

Aunque esto representa por supuesto cierta preocupación lo importante es no perder el foco y mantener el buen ritmo de trabajo, considerando que será solo un competidor más al que analizar y que en todo caso fomentara a la creación de nuevas estrategias.

Share via
web stats