¿Cuántas veces no has visto un plato de comida en redes sociales que se ve tan pero tan provocativo que corres al lugar y cuando lo pides no está ni cerca de ser el mismo plato de la foto? ¿Esa camisa que te encanto en imagen pero no es nada parecida a la realidad? O ¿un sitio turístico de ensueño que termina siendo bastante simple cuando lo visitas?

Es más común de lo que creemos y al menos una vez todos hemos caído en esta “trampa” la cual en el marketing conocemos como Postureo.

No existe una definición formal para el postureo, sin embargo para hacerlo lo más comprensible para toda nuestra audiencia podemos definirlo como ese maquillaje o exageración de la realidad que se presentan con el fin de promocionar objetos, servicios, estilos de vida, etc. Y hacerlo más apetecibles para toda la audiencia.

Este tipo de alteración pude verse en cualquiera de los formatos que las marcas utilizan en medio digitales imágenes, audios, videos, live, etc.

Desde hace bastantes años aun sin el auge de las redes sociales ya las marcas se habían apegado a este postureo, no es nada novedoso ir a cadenas de comida rápida en las que las hamburguesas se ven 100% apetitosas y cuando la ordenas el idilio solo quedo en tu imaginación, por el contrario recibes una hamburguesa que si bien cuenta con los mismos ingredientes de la imagen la presentación dista de la realidad completamente.

Pero ahora con las plataformas sociales este fenómeno se ha visto con mayor incidencia entre las  comunidades, claro está que siguen las marcas apelando a este nada leal recurso pero ahora también ha sido propagado por figuras públicas o lo que conocemos como “Influercers”.

Si, incluso estas personalidades han afirmado demostrar un estilo de vida online que nada se parece a lo que acontece realmente en su día a día, llegando incluso en algunos de los casos a sufrir de estrés, depresión y demás enfermedades delicadas precisamente por la ansiedad que les genera actuar para sus seguidores y no llevar una vida que se le parezca.

Esto sin dejar de lado que este postureo trae también como consecuencia que la audiencia quiera conseguir esas falsas apariencias que ni siquiera los influencers pueden obtener en la realidad, como propiedades materiales, el cuerpo perfecto entre otros elementos que solo dejan a su paso trastornos.

Es por esta razón que los expertos según la opinión de los usuarios han catalogado a Instagram como la red más oscura en cuanto al postureo, si bien es una de las que tiene más restricciones y cuidados en cuanto a las publicaciones también es de la que más presenta esta falsa realidad tanto en cuentas empresariales como en personales.

No sucede lo mismo con Facebook, LinkendIn o Youtube que debido al concepto que manejan y aun cuando también se refieren a redes sociales la dinámica en sus publicaciones contiene otro tono y forma que no apela tanto a la alteración de esta realidad.

Motivo por el cual siendo Instagram de las más criticadas y denunciadas ya ha anunciado que dará el primer paso en contra de este Marketing de Postureo en su plataforma eliminando cuentas de influencers que no estén siendo transparentes con su público, comenzando por la compra de seguidores.

Por supuesto por el interés que el marketing, la promoción y la publicidad genera en nosotros no estamos alejados de la idea de que en la mayoría de los casos los productos o servicios deben venderse de forma apetecible y para esto muchas veces se deben hacer algunas alteraciones que maximicen las propiedades de lo que estamos vendiendo.

A lo que no estamos de acuerdo es que estas alteraciones sean tan grandes como para despegarse tanto de la realidad y terminar engañando a un público que como lo hemos comentado en anteriores artículos cada vez está más informado de las marcas y productos y en consecuencia sus exigencias son mucho más altas.

Y es que a tu comunidad lo podrás engañar solo una vez, la primera, pero luego de que estos vean que lo expuesto se parece en muy poco a lo obtenido dejaran de fidelizar con tu marca (si es que alguna vez lo hicieron) y la publicidad boca a boca con su entorno social será negativa, y no olvides que a pesar de las miles de técnicas que existen para promocionar, esta última es la más productiva o destructiva.

web stats