Emoji, es un término japonés que se refiere a los ideogramas o caracteres usados en mensajes electrónicos o páginas web. Esta es la definición formal de Wikipedia, pero nosotros mismos podríamos simplemente decir que son todos esos dibujitos en forma de iconos que usamos para comunicarnos día a día, ya sean por diversión, costumbre o necesidad.

Hoy en día es muy difícil concebir enviar un mensaje sin al menos un Emoji, especialmente si el canal de comunicación es Whatsapp por ejemplo, una aplicación de mensajería instantánea que se ha vuelto líder cuando a emojis se refiere y es que cada vez incluyen más que resultan tan atractivos para la comunicación.

Su uso data de muchos años atrás, no es un fenómeno exclusivo de este siglo pero por supuesto han ido avanzando, y es que antes los apreciabamos con la formación de signos de exclamación, interrogación, puntuación, etc. 😉 😛 😀 y fue tal el éxito que con los avances tecnológicos se le dio un aspecto más real y por supuesto la aceptación en el público fue aún más efectiva.

La psicología nos indica que en una conversación los emojis son el sustituto de esos gestos que hacemos al hablar y que incluso al usarlos nuestro cerebro está mostrando manifestaciones buenas o malas según sea el icono que estés utilizando tal como si tuvieras en frente a la persona, haciendo de las pláticas online algo mucho más humano; incluso nuestro cerebro es capaz de asociar los emojis a una persona en específico, es decir se han convertido en favoritos a tal punto que podemos asociar la manito hacia arriba directamente con papá, por ejemplo.

Se dice que se envían 6.000 millones de emojis al día en todo el mundo, siendo entre 90 y 100 el promedio de envió por cada persona. ¿Bastante no? Pues sí, y es que en mucho de los casos no necesitaras palabras para responder, basta con estos emoticones para responder de forma eficiente un mensaje.

Tal ha sido el éxito de los emojis en las comunicaciones personales que no tardaron en trascender fronteras y comenzar a ocupar los espacios del marketig digital.

Especialmente en redes sociales es muy común ver a las marcas hacer uso de los emojis bien sea en la creación de post, historys o hasta en las mismas biografías, pues los análisis nos indican que estos recursos hacen mas amigable e intuitivo el texto pero que además despiertan un mayor interés en el público.

Emojis en el Marketing.

¿Qué cosa en la vida cotidiana ha tenido éxito y no ha sido asociada al marketing? Pocas ¿cierto? Y los emojis no podían ser la excepción, son tantas sus bondades que las marcas no pudieron esperar para incluirlos en sus estrategias, bondades que mencionamos a continuación:

Plus agregado a la comunicación.

No es lo mismo que cuelgues en las redes un texto de 100 palabras sin apoyo grafico a que las acompañes de los amigables emojis, en primera estancia al lector ver solo texto las probabilidades que este abandone el post son bastante altas, si por el contrario este está acompañado de emoticones se sentirá mucho más atraído por lo amigable del texto y muy probablemente lo leerá hasta el final.

Mejoran la comunicación.

Si por alguna razón no entendemos una palabra o se nos pasó leerla el emoji juega como complemento pudiendo entender todo a la perfección gracias a la presencia de estos, demostrando así que son protagonistas en la mejora de la comunicación.

Hacen marca.

Por si solos puede que sea un tanto difícil convertirlos en marca, una pizza la podríamos asociar a miles de marcas, pero si por el contrario nuestros post siempre van acompañados de una pizza, una bicicleta y una persona corriendo, podríamos convertirlo en marca de Dominno´s Pizzas, por ejemplo. Y es que esta marca ha centrado su atención en diferenciarse por sus rápidas entregas.

Suavizan el mensaje.

La comunicación escrita presenta un inconveniente, carece del tono personal que le da cada persona al mensaje, es decir alguien puede escribir un mensaje con muy buena onda pero usando unas palabras que quizá hagan que el lector las tome diferente y piense que el emisor está molesto. Esto es una realidad.

Sin embargo con los emojis esto se puede suavizar, porque aun con las mismas palabras si colocas unas caritas que indiquen esa misma buena onda con la que redactaste el mensaje, este no se malinterpretara.

Ya son pocos los mensajes que van sin la compañía de un emoji, pero más aún son menos las marcas que no los han incluido en sus filas; eso por solo hablarte de los emojis, porque sus amigos los Stickers ya comienzan a mostrar sus bondades. Tema que te dejaremos para una próxima entrega 🙂 🙂 🙂

web stats