Los niños suelen componer el público más difícil, no solo en el marketing también en otras áreas los más pequeños suelen ser más exigentes y sobretodo más sinceros que los mismos adultos.

Pero no todo es negativo cuando se habla de Kids Marketing o Marketing Infantil, pues a pesar de las dificultades en muchos casos los niños suelen influir considerablemente en la compras de los padres lo que resulta bastante positivo para las marcas.

Puede que como papá acudas a la tienda en busca de algunas cosas en específico, pero que termines llegando a casa con esa galleta que no pensaste, el cereal que nunca has probado o el jugo que ni siquiera habías visto, pero resulta que tu hijo si lo vio le llamo la atención y no desistió hasta que lo compraste.

De este hecho es que se aprovechan las marcas, hacer productos dirigidos a niños con gran carga visual o con un valor agregado que jamás pasara desapercibo para ellos.

Las emociones son sin duda a lo que más se apela con el Marketing Infantil, los infantes no piensan en la relación precio o calidad, ellos solo se ven motivados por lo que ven, cosa distinta pasa con los padres que en muchos casos pueden acceder a pagar un poco más pero sin duda no dejaran pasar que lo que estén llevando sea algo de calidad, siendo sus compras manejadas bajo el raciocinio.

Los estudios indican que ya con 2 años cuando un niño se está adentrando en el proceso del habla ya es capaz incluso de reconocer una marca y asociarla a lo que más le gusta, así que no te extrañe que si tu hijo es más o menos de esta edad se sienta identificado con ciertos colores, imagines u objetos.

La televisión juega un papel súper importante en este tipo de marketing, especialmente en aquellos canales de caricaturas que siempre ven los niños, son patrocinados productos cotidianos o juguetes con un tipo de lenguaje y comunicación especifica que resulta realmente atractiva para sus pequeños consumidores.

Sobre todo con el uso de mascotas de marca o canciones que se convierten en sus favoritas, siendo estos capaces de asociarlas directamente con la marca y los productos que comercializa.

El marketing dirigido a niños no es tan nuevo como parece, de hecho data de los años 60 cuando James Mc supo identificar la potencia que tenían los infantes para captar estrategias publicitarias, sin embargo fueron pocos los que le prestaron atención; hasta que años más tarde se dieron cuenta que el alegato de Mc era bastante cierto y que incluso podría ser más fácil convencer a los niños que a los padres.

Curiosidades del Marketing Infantil.

  • Todo lo que se relacione a figuras o súper héroes ya conocidos tendrá mayor éxito de comercialización.

  • No todos los niños responden a los mismos estímulos, está en ti como marca que identifiques los valores y recursos que se pueden asociar a tus productos y los infantes.

  • Todo desde es el empaque debe ser atractivo, a diferencia de los adultos los niños no esperan adquirir un producto para destaparlo y ver qué tan impactante resulta. Estos se dejan llevar por lo primero que ven.

  • Si bien estos compran por impulso, como ya te explicamos no debes pasar por alto sus expectativas, una vez que evalúen la calidad y funcionalidad del producto expresaran su opinión.

  • La calidad es importante, más que por satisfacer a los niños también por cumplir con los padres, ninguno querrá algo con carencias para su hijo.

Pero mucho cuidado porque como dijimos al principio los niños son totalmente sinceros y espontáneos, no dudaran en decir si el producto adquirido no cumple sus expectativas y aunque ya este adquirido no fidelizaran con la marca; porque si hay algo que tienen estas personitas es la capacidad de fidelización incluso mayor que los adultos, una vez que lo has dejado enamorado de la marca y lo que comercializa ten por seguro que se convertirá en el fan número uno.

web stats