Especialmente en México la inversión que las marcas han decido aportar para las acciones de Marketing BTL ya supera los 80 millones de pesos.

Siendo el Below The Line una estrategia en la que se le brinda la máxima experiencia  al consumidor en compañía de altas de dosis de creatividad y originalidad, se ha convertido en una de las preferidas por las grandes marcas, teniendo en cuenta que ya está lejos de lo que su concepto inicial planteaba: “ Debajo de la Linea” es decir menor cantidad de recursos. Muy por el contrario, hoy por hoy se destinan grandes sumas de dinero, considerando que son mayores los beneficios que se logran con respecto a la inversión.

En base a esto te presentaremos los Principios Básicos del BTL, que debe tener toda campaña bajo las directrices de esta técnica de marketing.

Consumidor.

Con el BTL, lo que sea que comercialices importa mucho menos que el consumidor, son tus actuales o futuros clientes los que merecen el protagonismo y brindarles casi el 100% de la atención; claro está, siempre teniendo en cuenta que debes tener un target previamente definido al que le brindaras todos tus recursos para hacer la activación lo más exitosa posible.

Experiencia.

Como ya lo mencionamos uno de los principios que persigue el BTL es crear experiencia en el consumidor, esa que va a perdurar en la mente del usuarios a lo largo del tiempo gracias a lo que como marca le hiciste sentir.

Como siempre los recursos originales, creativos e innovadores se hacen presentes para que la marca por medio de hechos cale en el consumidor de manera perdurable.

No vender.

Sí, es cierto que el objetivo implico o explícito de cualquier marca es vender, es esto lo que financieramente lo va a mantener a flote en el mercado.

Sin embargo especialmente con el BTL el fin primario no es vender, la idea es promocionar la marca, productos o servicios de una manera protagónica pero sutil con la mera intención de “enganchar” con el cliente, sin decirle directamente que compre, aunque como sabemos es un proceso que viene por sí mismo en un lapso de tiempo corto-mediano.

Fidelizar.

Directamente relacionado con el punto anterior, cuando se hace énfasis en estrategias indirectas que no le gritan al consumidor “Cómprame” una de las mayores intenciones es fidelizar con tus consumidores.

Darles importancia, hacerlos parte de la familia que como marca representas; de eso se trata el hecho de fidelizar.

Una vez que ellos se sienten importantes, atendidos y parte de la comunidad comienzan a ser también fans de la marca, recomendarlo con amigos, postearlos en redes sociales y todo esto sin esperar nada a cambio más que tu atención.

Valor agregado.

Ten en cuenta que no será la primera ni la última marca que ejecute el BTL como técnica de marketing, los estudios revelan que de hecho cada vez son más las que deciden apostar al “Debajo de la Línea” razón por la cual como marca debes ofrecer un valor agregado tanto en tus productos y servicios como en la misma campaña de marketing, que además de diferenciarte de tus competidores directos, haga clic con la comunidad para que estos apuesten a ti y no al resto.

Tendencias.

Por supuesto las novedades no paran, y no es la excepción para el BTL. Aun cuando tengas una estrategia bien definida siempre debes estar en constante análisis de las tendencias del momento y apegarte a ellas tanto como sea posible, para brindarles a los consumidores contenido innovador y fresco.

web stats