Una buena parte de la población aun en tiempos modernos y de revolución tecnológica prefieren adquirir sus productos favoritos en los retail (puntos de venta físicos)  y aunque se espera que en los próximos años los ecommerce sigan tomando poderío, las compras persona a persona siguen siendo una realidad.

Pero paralelo a esto existe otro contexto que no se puede oculta: el aumento del ritmo en la calidad de vida incide directamente sobre el consumo del tiempo, es decir las personas no disponen de momentos libres para visitar tiendas y escoger lo que quieren comprar.

Es por ello que ha nacido un nuevo concepto relacionado con el Marketing Digital, el Webrooming un término que se refiere a la acción por parte de los usuarios de buscar vía online toda la información necesaria de su producto favorito, para posteriormente ir a la tienda a realizar una evaluación final y obtenerlo en el mismo retail.

El lado totalmente opuesto de su hermano gemelo el Showrooming, donde los usuarios visitan la tienda pero adquieren los productos por medio de los canales electrónicos.

Razones para preferir el Webrooming.

  • Los usuarios pueden obtener toda la información necesaria antes de tomar la decisión de adquirir un producto.

  • Es la técnica preferida de quienes desean comprar artículos electrónicos.

  • Los clientes prefieren comprobar la relación precio-calidad antes de comprar.

  • Acortar los días de espera que conlleva el hecho de comprar por internet.

  • Evitar disgustos con empresas de envío.

  • Les genera mayor confianza, sobre todo con una marca con la que aún no has establecido relación previa.

  • Evitan devoluciones por fallas instantáneas del producto.

  • Ahorrar costos de envío.

Es por todas estas razones que los estudios develan que al menos un 70% de la población prefiere el Webrooming mientras que el otro 30% restante apuesta sus esfuerzos en el Showrooming.

Y como todos los modelos de negocio ofrece ventajas para ambas partes, puede que el consumidor en su fase de investigación se haya decidido por un producto de $80, pero una vez que visita la tienda dentro de las tareas del vendedor puede presentarle otros objetos con mejores características y mayor valor económico que quizá el cliente paso por alto o simplemente le hacía falta el poder del convencimiento.

Otra de las bondades de este modelo de negocios es que combina las técnicas online con las offline uno de los principales consejos que se les brinda a todas las marcas en cuanto a sus estrategias de marketing.

Si bien muchas tiendas hoy en día prefieren las ventas por internet por todos los beneficios que les aporta, contando con un espacio físico también deben adaptarse a las preferencias de todos los usuarios y canalizar todas sus energías y las de su personal en brindarles a los consumidores un buen trato que desencadene en la fidelización, ya que muchos prefieren el caluroso contacto humano que otorga el Webrooming a la comunicación por medio de computadores o dispositivos electrónicos propia de los ecommerce.

Artículos que te pueden interesar: 

Showrooming, la nueva tendencia entre los compradores.

web stats