Metodología Ágil, equipo de trabajo Ágil, desarrolladores Ágil, son frases que se han vuelto populares en los últimos años en el ámbito de la tecnología, software y procesos de trabajo  y que aun cerca de la definición propia de la terminología Ágil “Que tiene facilidad para moverse con soltura y rapidez”, implica además una metodología de desarrollo de trabajo que explicaremos a continuación:

Metodología Ágil, es tan solo una de las tantas metodologías de desarrollo de software, que permiten que el proceso de un trabajo se adapte a las condiciones que propone un proyecto consiguiendo maximizar las respuestas en base a una necesidad y de esta manera lograr mejores resultados finales.

Con este modelo los resultados llegan a ser mucho más rápidos y con menor inversión económica que con otras metodologías.

Por ejemplo, el modelo cascada el cual es uno de los más utilizados por empresas convencionales tal como su nombre lo indica funciona en cadena, es decir es necesario desglosar un proyecto por tareas que no pueden llevarse a cabo mientras no se termine su antecesor. Esto aun cuando le da un orden estricto al flujo de trabajo también lo ralentiza impidiendo que otros departamentos puedan ejecutar planes alternos a otras labores.

Cosa distinta sucede con la Metodología Ágil, en donde todos los miembros del equipo están altamente capacitados para realizar todas las tareas que implican el desarrollo de un proyecto pero además les permite trabajar de manera alterna entre un equipo y otro o una tarea y otra, agilizando de manera considerable los tiempos de producción y entrega de un proyecto.

Siendo así, podríamos considerar las 4 “leyes” originales de esta metodología, que a pesar de haber sufrido ligeros cambios con los años aún se mantiene su esencia:

  • Sujetos y acciones sobre los procesos y herramientas de trabajo.

  • Software de trabajo.

  • Contar con la colaboración del cliente sobre la negociación del contrato.

  • Respuestas a los cambios que se presenten a lo largo de un proceso de trabajo.

Beneficios de la Metodología Ágil.

Claridad con el cliente.

Tal como lo mencionamos es necesario contar con la colaboración del cliente en constantes reuniones (llamadas Sprint) que permiten a ambas partes supervisar el desarrollo del proyecto y denotar si se están cumpliendo o no con las necesidades. Es por ello que el cliente con este tipo de metodología se siente parte del proceso y el equipo de trabajo es capaz de brindarle transparencia en cuanto a sus requerimientos.

Oportunidades.

Gracias a las reuniones establecidas y el contacto directo con el cliente se permite hallar nuevas oportunidades de negocios, que probablemente no estaban planteadas al comienzo del proyecto pero que representan una ocasión significativa de éxitos.

Presupuesto anticipado.

Esta metodología brinda a ambas partes la oportunidad de establecer inicialmente un presupuesto bastante específico de la producción del proyecto. Se establecen desde un principio los recursos, reuniones, producción,  herramientas etc. Y es raras ocasiones este cambia al final del proceso.

Adaptabilidad.

Es este precisamente uno de los mayores beneficios de este modelo y es que a medida que se desarrolla el proceso tanto el equipo de trabajo como el cliente (si así lo desea) deben tener la capacidad de adaptarse a los cambios que puedan surgir porque no se debe olvidar que siempre debe responder a una necesidad.

SCRUM, Design Sprint, Kanban, Agile Inception. Son algunas de las Metodología Ágil más utilizada por las empresas, incluso la gigante Google ha unido sus esfuerzos para trabajar con algunos de estos modelos.

Si lo que buscan es reducción de costos, rapidez y adaptabilidad estos son desarrollos de software ideales para tu marca tanto si estás del lado de la producción como para tu producto si eres del bando Cliente, porque lo cierto es que si están bien ejecutados enriquecerán la experiencia para todas las partes involucradas.

Share via
web stats