La historia del e-commerce se remonta propiamente en los años 60, si, por increíble que parezca fue en esta década cuando las empresas comenzaron a realizar transacciones electrónicas con el nombre de Electronic Data Interchange, sin embargo era algo que no estaba al alcance de todos, esto debido por supuesto al repentino surgimiento de esta modalidad y la poca proliferación de medios para ser utilizada por la matoria.

No es sino hasta 1995 cuando se da mayor reconocimiento mundial al ecommerce gracias al comienzo de comercialización por internet por parte de la empresa Amazon.com.

A partir de allí comienza un evolución constante en el internet como un método de compra que no alcanza su mayor auge sino hasta hace algunos años atrás, cuando este canal se convierte en uno bastante utilizado por los usuarios a la hora de adquirir productos o servicios.

Ahora bien, a partir del e-commerce han surgido otros conceptos como a-commerce y f-commerce, este último lo detallaremos a continuación.

F-commerce se refiere por supuesto a una metodología de compra por internet que tiene sus cimientos en el e-commerce, sin embargo la variación en su primera letra se da gracias al medio exclusivo donde esta herramienta se desenvuelve: Facebook.

Fue en 2004 cuando Mark Zuckerberg creo la red social que se convertiría en una de las más populares a nivel mundial, Facebook. Se necesitaron de al menos un par de años para que esta plataforma pasara del escondite a ser de las más utilizadas por usuarios de todas las edades, por lo que fue hasta 2011 cuando su equipo de trabajo se dio cuenta que podían sacarle mucho más provecho que conectar amigos y crearon plataformas que junto a la red sirvieran para hacer comercio por internet, compra y venta.

Idea bastante fructífera en la que pudieron mezclar dos grandes conceptos del mundo del marketing moderno: ecommerce + social commerce, dándole la oportunidad a marcas y usuarios de ofrecer sus productos y servicios por medio de esta red con su círculo cercano de amigos pero además aumentando el rango para conseguir nuevo target, gracias a patrones de búsqueda basados en la geolocalización, precios, intereses, amigos en común, etc.

Beneficios del F-commerce.

  • Los estudios nos indican que actualmente Facebook cuenta con más de 2.270 millones de usuarios, lo que otorga la capacidad de llegar a un target bastante amplio.
  • Gracias a la Inteligencia Artificial de Google, se brindan datos basados en las preferencias de los usuarios ideales para ser utilizados a la hora de vender.
  • Su interfaz es muy intuitiva, lo que no requiere conocimientos de programación.
  • En promedio los usuarios se conectan una hora cada día con otros fines, lo que puede ser aprovechado para la comercialización.
  • Más del 70% de los usuarios ha visitado alguna vez un fanpage de una marca, producto servicio.
  • Uno de cada cinco usuarios ha realizado alguna compra por este medio.

Variantes del F-commerce.

Cuando se decida usar la red social Facebook para comprar un producto o adquirir un servicio se presentan dos muy buenas opciones, en la que la escogencia dependerá de las preferencias del cliente:

Compra a Medias.

Es decir el cliente usa la red social como un medio para llegar a la marca, sin embargo no termina el proceso de conversión por este medio; decide hacer los pagos directamente en la tienda o en la página web de la marca, utilizando la plataforma solo como un medio de contacto.

Todo en Facebook.

Facebook ha dedicado todos sus esfuerzos en crear sistemas seguros que le brinden total confianza al usuario a la hora de adquirir sus productos, por eso en la mayoría de los países es posible iniciar y terminar la compra con el f-commerce, otorgando sus datos de pagos, dirección, etc en la misma plataforma y solo a la espera de recibir su producto.

Facebook sin duda ha representado una oportunidad de ventas para marcas pero actualmente más para usuarios individuales, es decir aquellos que han decidido vender o comprar algún producto. Y es que los últimos escándalos que han involucrado a la red social y sus constantes cambios en las políticas han hecho que muchas marcas emigren a otras plataformas de e-commerce que le permitan vender por medios electrónicos, sin embargo aún son millones de marcas a nivel mundial las que deciden comercializar por medio del F-commerce, en muchos de los casos acompañándolos con otros canales para vender.

Articulos que te pueden interesar:

Tipos de E-commerce

Técnicas para potenciar tus ventas online.

Compras Inteligentes con el A-commerce.

web stats