Si naciste entre los 80 y 90, de seguro en algún momento se sentiste aterrorizado por esa imagen cruel del payaso que prometía robarte y secuestrarte al salir de la alcantarilla, estamos hablado de IT o Eso como también le suelen llamar, originalmente es una miniserie de terror creada por Stephen King´s.

Recientemente en 2017 fue adaptada para llevarla a la gran pantalla del cine en una primera parte que sería la antesala de la segunda estrenada hace pocos meses.

Como parte de una buena producción Hollywoodense desde la presentación de su primer remake hace dos años, se comenzaron a establecer diferentes estrategias publicitarias que potenciaran el terror entre los consumidores y las expectativas por ir en persona a ver los que pudieran ser tus minutos más terroríficos frente al cine.

Todas estas estrategias las podríamos agrupar dentro del marketing de terror, que si bien no es de uso frecuente es bastante impactante cuando decide llevarse a cabo con planificación.

 

 

Marketing Experiencial.

The IT experience: Neibolt House Hollywood en Los Ángeles es el nombre de este proyecto donde 20 minutos serán los necesarios para vivir una aventura espeluznante en primera persona, se trata de una casa embrujada en donde eres guiado por George a través de diferentes escenarios que por medio de la actuación de sus personajes principales te pondrán los pelos de punta, pero para completar esa experiencia llegaras al sótano donde el mismo Pennywise te esperara para cerrar con broche de oro tu terrorífica vivencia.

 

 

BTL/ Street marketing.

Las acciones publicitaria de tipo BTL o Bellow The Line son de las más utilizadas a la hora de promocionar películas y recordemos además que en la mayoría de sus casos esta producción amerita bajas inversiones económicas.

Tal es el caso de los globos rojos amarrados de un hilo a las calles de la ciudad de Sidney como advertencia que el payaso había llegado y está al acecho de cualquier niño ingenuo y desprevenido.

Pero además específicamente en el metro de nuestro país México, se realizó otra exitosa activación de marca en la que los usuarios de este concurrido medio de transporte veían imágenes pasar a través de las ventanillas de los vagones que los invitaban a ir al cine para disfrutar de esta cinta cinematográfica y que por supuesto al tomarlos desprevenido le causaban gran impresión terrorífica.

 

 

Realidad virtual.

Sentirte como un verdadero protagonista de esta película no fue algo imposible para quienes tuvieron la oportunidad de vivir la experiencia a través de la realidad virtual. La estrategia se basó en brindarle a los transeúntes la posibilidad de verse dentro de la película con las escenas más icónicas del filme.

 

Con estas sencillas estrategias publicitarias IT no solo logro fidelizar con ese público que ya había disfrutado de aquella primera producción de los años 90, sino también con todos aquellos que aun siendo la primera vez se convirtieron en fanáticos de Pennywase, el payaso más terrorífico de la historia. Pues en 2017 lograron ser taquilla en Estados Unidos gracias a la recaudación de al menos 117 millones de dólares y para el 2019 volvieron a repetir la hazaña alcanzando 185 millones de dólares a nivel mundial nada más en su primer fin de semana de estreno. Sin duda un claro ejemplo del poder de una buena historia aunado a la efectividad de las estrategias de marketing bien aplicadas.

web stats