Hoy en día la información se ha vuelto de vital importancia para las marcas, con esta pueden lograr obtener datos específicos sobre las personas que tienen algún contacto con la misma, estos sirven para crear estadísticas a partir de las cuales se pueden optimizar o desarrollar nuevas estrategias de marketing.

Sin embargo, cuando se empieza a recolectar grandes volúmenes de información puede llegar a saturar el procesamiento de la misma y producir lo que se conoce como infoxicación, es decir, se trata de una saturación de información que en muchas oportunidades solo logra desinformar. Este fenómeno se puede ver en nuestra vida cotidiana, pues, a diario estamos expuestos a una cantidad de información que muchas veces no somos capaces de procesar de forma eficiente, lo que puede llegar a tener grandes consecuencias en muchos niveles, incluso en el profesional.

En el caso de las marcas, la manipulación de grandes cantidades de información no siempre resulta un beneficio, tampoco significa que por esta razón una empresa vaya a ser la líder de su sector de un momento para otro y mucho menos quiere decir que solo la recolección de datos sea un acierto en una estrategia comercial; esto es porque para que la acumulación de información sea eficiente y tenga valor, es necesario que llegue a la persona adecuada y que también sea utilizada en el momento exacto en el que se le requiera.

 

Utilizando el Smart Data.

La información extraída gracias a la aplicación del Big Data es como un diamante en bruto, este necesita ser cortado y moldeado para poder producir una piedra reluciente, así mismo, es necesario trabajar la información con la introducción de tecnologías que permitan extraer la  más relevante y segmentarla.

Una vez que la información se ha tratado y se extraído aquella que mas importancia tiene en un momento especifico es cuando ya se está trabajando con Smart Data, en otras palabras, se trata de buscar una investigación de calidad tomada a partir del Big Data, con la que se puede dar una respuesta útil y eficaz.

En este mismo orden, el Smart Data cobra protagonismo en el sector de la recolección de información en grandes cantidades, ya que es capaz de analizar los datos, separarlos y conseguir casi de manera inmediata una solución al problema que se quiera resolver. Un ejemplo de la implementación de esta tecnología puede verse en el sector sanitario, por medio del Smart data un especialista podría conocer en tiempo real el estado de su paciente a nivel general y especifico, establecer un diagnóstico claro de forma rápida y seleccionar el tratamiento más adecuado basado en los datos obtenidos.

Para el caso de las empresas aplicar el Smart Data puede resultar muy beneficioso, pues este por un lado disminuye la infoxicación y por el otro es una herramienta capaz de ayudar con la fidelización de clientes gracias a que con esta se pueden presentar ofertas personalizadas para cada cliente lo que lo hará sentir único y atendido, lo que a su vez demuestra que la marcas se preocupan por cada uno de sus clientes de forma particular.

 

 

Como se puede ver, analizar los datos es una de las prácticas que todas las grandes marcas están tomando, contar con especializas en análisis de información y aplicar nuevas tecnologías como el Smart Data, permiten optimizar todas las estrategias dentro de la compañía y enforcar los esfuerzos en aquellas acciones que dejarán los mejores beneficios.

 

En tiempos de crisis, si estas interesado en una asesoría GRATUITA para tus estrategias de marketing y asociaciones comerciales. Solo debes escribirnos al

Whatsapp +52 1 477 139 7313

LEM. Jaime Pérez

web stats
Copy link