Los últimos meses el comercio electrónico ha reflejado un alza exponencial, esto lo convierte en una apuesta para muchas empresas mucho mas segura, que se ha establecido en nuestras vidas para quedarse. A pesar de que los eCommerce ya venían presentando un aumento en el número de ventas que se reflejaban a través de estos canales, la llegada del coronavirus lo ha impulsado aún mucho más.

Hemos llegado una realidad que se estima que se mantendrá aun después de que haya pasado la pandemia, pues la adopción por parte del público del eCommerce ha sido muy positiva, observando este escenario se espera que el comercio electrónico siga evolucionando para poder ofrecer a los usuarios búsquedas de productos y experiencias de compra mucho más personalizada de lo que actualmente son.

En este mismo sentido, ya nos encontramos frente a una nueva era de compras, los espacios físicos seguirán existiendo pero más bien se convertirán en salas de exposición de productos y las compras online ya no serán cuestión de sentarse a buscar el mejor precio o el producto que mas se adapta a mis necesidades, pues estamos frente al inicio de la implementación de los asistentes virtuales.

Implantación de la asistencia virtual.

Uno de los avances mas significativos que ha tenido el comercio electrónico es el surgimiento de los asistentes virtuales, estos se han vuelto cada vez mas comunes dentro de nuestro entorno. Según los estudios se espera que para el año 2025 casi el 100% de las interacciones que tengamos con algún eCommerce sea guiado por un asistente virtual que trabaja con inteligencia artificial.

Las grandes marcas ya están apostando por integrar este tipo de tecnologías a sus tiendas virtuales pues con ella el usuario siempre estará acompañado desde que comienza su búsqueda de un producto en la tienda hasta que llega a la ventana de pago. El asistente virtual es una gran ventaja pues evita que sea el usuario el que autogestione todo el proceso de compra y adicionalmente proporciona una guía que permite agilizar el proceso de toma de decisiones.

En un inicio, los asistentes virtuales comenzaron como “Live Chats”, estos fueron la primera aproximación que permitió personalizar una experiencia de compra y demostraron por completo su efectividad, pues con ellos el cliente tenía ayuda en cualquiera de las etapas del customer journey por la que esté pasando. Pero esto trajo consigo un inconveniente y es que este tipo de chat debían ser operados por una persona, lo que evidentemente representa una desventaja de cierto modo.

En respuesta a esta problemática surgieron los asistentes virtuales trayendo consigo una mejora desde el punto de vista de la productividad, todo esto gracias a la inteligencia artificial y actualmente han llegado al punto que no solo pueden prestar asistencia, sino que también pueden llegar a convertirse en verdaderos vendedores, basado en el conocimiento que van adquiriendo de los usuarios y sus patrones de compras.

Los asistentes virtuales se pueden conseguir hoy en día en nuestro entorno a través de los famosos chat bot o altavoces como Alexa de Amazon o Siri de Apple, con los que se puede establecer una conversación en u lenguaje muy natural y que ayudan a solucionar una necesidad puntual.

 

En conclusión, las compras online ya no serán lo que fueron hace algunos pocos años, pronto estaremos rodeados por completo de dispositivos con inteligencia artificial que irán aprendiendo de nuestros hábitos diarios para personalizar cada una de las experiencias por las que pasamos, desde guiarnos para hacer una compra de algún producto especifico hasta intentar vendernos la mercancía de algún eCommerce como si de un vendedor real se tratase.

En tiempos de crisis, si estas interesado en una asesoría GRATUITA para tus estrategias de marketing y asociaciones comerciales. Solo debes escribirnos al

Whatsapp +52 1 477 139 7313

LEM. Jaime Pérez

web stats
Copy link